Pueblos que nos conformaron como ahora somos.

Desde el principio a la última toma cristiana de Málaga

Un amable paseo histórico por la Málaga premoderna

 Francisco Fortes Figuerola y Elsje Fokkelman

www.medieval-spain.com

Aproximadamente cuando estuvieron.

Preneardenthales

Foto 1

Íberos turdetanos y bastetanos (indígenas) en los espacios tartésicos.

Foto 2

Foto 4

Hay rastros arqueológicos prehistóricos en la provincia de Málaga que se pierden en la noche de los tiempos; desde hallazgos paleolíticos, como los hallados en Sierra Blanca (Marbella), a los propios de la revolución neolítica. Interesantísimos son los hallazgos de la Cueva de la Pileta, como la llamada "Venus de la Pileta", datada como Bronce II. Este periodo prehistórico se ha estudiado en el Ventorro (Madrid) donde se apreciaron cabañas, vasos campaniformes, cerámica muy rica y variada cazuelas, escudillas, ollas, queseras, fusayolas, etc.). En las pinturas rupestres  encontradas en la cueva de Benaoján, de la Pileta o de la Reina Mora, es clara la evolución, desde las pinturas propias del paleolítico superior de animales naturistas,  a lo simbólico esquemático, camino de lo abstracto propio de finales del neolítico y postneolíticas como del Bronce. También se encontraron pinturas rupestres esquemáticas y vasijas neolíticas en la Cueva del Tesoro en la Cala del Moral. Debe su nombre a una leyenda en la que el último emir africano de los almorávides, antes de morir en Orán envió el tesoro real a la Península Ibérica.

Al parecer, el lugar donde se ubica la ciudad de Málaga y su alfoz, así como el valle del Guadalteba fueron asentamiento íbero -posiblemente de los íberos  turdetanos- aquéllos que ocuparon el territorio de la enigmática Tartessos.

Los turdetanos se encontraban en el Valle del río Guadalquivir (nomenclatura árabe), el río Tarsos o el río Betis de los romanos que todos esos nombres ha ido adquiriendo con el tiempo -"el río grande"- en suma. Los turdetanos tenían al este a los bastetanos, otra tribu íbera, en realidad lo que hoy conocemos como ciudad de Málaga  se hallaba ubicada en la zona limítrofe entre ambos asentamientos íberos, el de los turdetanos y bastetanos.

Hace 400.000 años

Al menos del s. VIII al VI aC

Los íberos son de origen desconocido, posiblemente autóctonos. Son así llamados por los autores griegos como Estrabón  a los habitantes de la costa mediterránea de la Península  Ibérica. Comprenden un conjunto de pueblos con ciertos aspectos semejantes pero claramente  diferenciables. El íbero es también el nombre que damos a la lengua paleohispánica más documentada.

Foto 3

Fenicios (Malaka)

Ardales fenicios

Foto 5

Cerro del Peñón (desembocadura río Vélez)

Foto 6

Griegos (Mainake)

Foto 23

Cartagineses

 

Después, Málaga  fue colonia fenicia -Malaka- ubicada en la desembocadura del río Guadalhorce, este asentamiento fenicio era uno más de los muchos que a lo largo de la costa el pueblo del actual Líbano fue sembrando, así hay también restos arqueológicos en la desembocadura del río Verde en Marbella o de los ríos Vélez y Algarrobo. Cerca de Malaka estuvieron los griegos, con su colonia llamada Mainake o Menaoba hacia el año 630 aC que sería arrasada por los cartagineses. Si bien, no tenemos certeza de su  definido emplazamiento y durante tiempo fue confundida con la colonia fenicia de Almayate llamada Toscanos.

De gran importancia es el yacimiento de río Real, del s.VIII aC, con restos  fenicios, griegos e indígenas.

A partir del 573 aC, año en el que cayó en manos cartaginesas la capital fenicia de Tiro,  en concreto, en manos de Nabuconodosor II, las colonias y factorías fenicias a lo largo de la costa mediterránea pasaron a poder de los púnicos o cartagineses. Feroces guerreros de la actual Libia/Túnez entre cuyas terribles costumbres estaba los sacrificios humanos, así quemaban vivos los niños primogénitos de familias relevantes en honor y a los pies de estatuas del dios Baal. Dios de la guerra, del Sol y deidad común a diversas culturas mediterráneas. 

Las últimas décadas el siglo VI aC van a ser transicionales entre la época fenicia y la púnica (cartaginense), a partir del final del siglo VI aC, en la zona  habrá dos tipos de habitantes, los libiofenicios (púnicos) predominantemente en la costa y los íberos turdetanos en el interior, aunque, naturalmente no había fronteras infranqueables.

El poder cartaginés en el Mediterráneo, la llamada "talasocracia cartaginesa" o gobierno púnico del mar, llegó a ser muy importante, pero debió competir con el otro gran poder emergente de la época: los romanos; que desde la península Itálica se querían extender a Sicilia, a África y a la Península Ibérica para dominar las colonias comerciales de Cartago. Así, pronto debieron dilucidar sus diferencias y la supremacía a través de las armas en las tres celebérrimas "Guerras Púnicas"  entre el 264 aC y el 146 aC. La segunda de las cuales tuvo en la Península Ibérica uno de sus principales teatros de operaciones y a Scipio Africanus uno de sus líderes y vencedores para Roma. Después de la primera Guerra Púnica, el senado cartaginés aprobó que el general Amílcar se extendiese por la Península Ibérica con nuevas colonias, llegando a un pacto con los romanos gracias al cual el río Ebro sería la frontera: al sur Cartago, al norte Roma.

Amílcar, su hijo Aníbal y su yerno Asdrúbal pusieron rumbo a la Península Ibérica a fin de ampliar las colonias y aumentar las bases comerciales. Amílcar Barca se instaló en Gades (Cádiz), con la firme oposición de los turdetanos.

Por tanto, desde estas expediciones de Amílcar, padre como hemos anotado del no menos célebre Aníbal, el área geográfica de Málaga será cartaginesa y tendrán que pasar muchos años para que los púnicos cayesen ante los romanos en la Península Ibérica en el 206 aC en el contexto de la Segunda Guerra Púnica  (218-201 aC). La toma de Sagunto por Aníbal fue la excusa romana para poner en macha esta segunda guerra púnica. Como decíamos éste segundo "set" se celebró en gran medida en el solar ibérico ante la defensa de Asdrúbal Barca. Aquélla en la que Aníbal atravesó el Ródano y los Alpes con sus casi míticos setenta elefantes y 100.000 hombres de muy diverso origen, saliendo de Hispania y luchando contra la República de Roma.

En la provincia de Málaga muchos lugares tuvieron importancia a lo largo de la historia y Archidona fue uno de ellos, tanto al ser un centro estratégico de singular importancia en las batallas entre romanos y cartagineses, quienes habían reforzado las murallas, como más tarde renacerá de nuevo en época ismaelita. Asimismo, hay restos cartagineses en Ronda, Antequera y Arenas, en este caso sobre el cerro Bentomiz, sobre el que íberos, fenicios, griegos, cartagineses romanos y después musulmanes tuvieron fortaleza.

Fenicios: s.VIII al VI aC

Griegos 630 aC.

 

 

Cartagineses:

573 aC al 219 aC

 

Guerras Púnicas:

Primera 264 aC-241 aC

Segunda 218-201 aC

Tercera:    a 146 aC.

 

Tras ser derrotados los cartagineses en la Primera Guerra Púnica  a Amílcar Barca le es ordenado se extienda por la P. Ibérica llegando a un pacto con los romanos con separación en la desembocadura del Ebro.

Romanos (Malaca)

Foto 7

Foto 9

Foto 31

Foto 35

 

En la capital, a los pies de la colina en la que hoy disfrutamos del complejo musulmán Castillo de Gibralfaro - Alcazaba, se encuentra el teatro romano, pues romana será Málaga  a partir de la victoria de Roma sobre los púnicos de Amílcar Barca.

Málaga será primero federada  finalizada la Segunda Guerra Púnica y después, con el emperador Tito Flavio Vespasiano, en el año 74 dC recibirá la carta municipal expresada en la llamada Lex Flavia Malacitana o Lex Malaca. Texto legal compuesto por cinco tablas de bronce de gran peso, unos 90 Kg, que fueron halladas casualmente en la zona de El Ejido y al fin rescatadas por la familia Heredia y Loring. Otros elementos arqueológicos de gran interés y que hablan del papel relevante de la provincia de Málaga son la ciudad de Acinipo en la Serranía de Ronda con un teatro muy interesante de siglo I aC, o el Efebo de Antequera, estatua de bronce del s I dC. Asimismo, nombrar las las termas de Guadalmina del s.II y III dC, y de Torreblanca del Sol y Torre de Benagalbón, la Villa Romana de Río Verde (Salduba) a 6 km al oeste de Marbella con pavimento en forma de tesellae.

 

 

 

 

 

 219  aC hasta 411 dC

Foto 30

Foto 8

Foto 33

Foto 34

 

Vándalos silingos

 

 

Visigodos

Foto 10

Foto 11

Bizantinos

Visigodos

Foto 12

Tumbas visigodas

Parque arqueológico

Guadalteba (Málaga)

Desde los comienzos del siglo V dC con la penetración en la península Ibérica de los pueblos bárbaros, uno de los hechos que colaboró con el famoso "declive y caída del Imperio Romano de occidente", pueblos como los vándalos asdingos y silingos, hérulos, suevos, visigodos y alanos pasaron por ella. En lo tocante a Málaga serán primero los vándalos silingos y los visigodos después los que transitaron y vivieron en ella  hasta que la ciudad se convirtiese en musulmana en el 713 dC. 

La debilidad del Imperio Romano de Occidente hacía mucho que era manifiesta; Hispania se había librado de las penetraciones bárbaras gracias a que los pasos pirenaicos habían sido resguardados por 4 nobles y parientes más o menos lejanos del emperador Teodosio. Estos nobles hispanorromanos, sin embargo, con la llegada del emperador usurpador Constatino en Britania y el envío de su hijo Constante a la Península, no pudieron con él. Como vemos, las limes de Diocleciano se tambaleaban a manos de los que debían ser sus guardianes y la situación se la "pitaban calva", para los bárbaros-Se hubo abierto la "portilla" para que los pueblos errantes de europa consiguiesen  penetrar.

Así, Málaga fue vándala tras la penetración pirenaica de los bárbaros desde el 406 y sobre todo a partir del 409 al 411 dC y más tarde visigoda y bizantina como un periodo interregno de tres cuartos de siglo, para ser goda de nuevo.

La distribución de los pueblos germánicos y asiáticos en la península Ibérica se realizó por mor del Tratado de Roma del 411. El método de designación fue por sorteo, por lo que al sur le tocaron los vándalos silingos, y a los gallegos y asturianos los suevos, pero pudo ser al revés, todo estuvo vehiculizado por el azar. A los vándalos silingos les tocó la Bética, como a los suevos del rey  Hermérico les tocó Gallaecia . Los alanos del rey Adax fueron ubicados en la Lusitania y parte de la Cartaginense, aunque ellos ya se la habían tomado por su cuenta previamente. Los vándalos silingos y los alanos fueron de los primeros objetivos de los visigodos, siendo exterminados por éstos en el  416 y sus territorios ocupados por los vándalo asdingos quienes con restos de alanos pasaron a África en la primavera del 429 dC dirigidos por Gensérico.

Se abre así un largo periodo visigodo en la península Ibérica y en Málaga también, aunque hubo 75 años en los que Málaga será bizantina debido al interés de Justiniano I "e Grande" de reconstruir la unidad del Imperio Romano de la época anterior a la partición de Teodosio.

Los visigodos lograron echar a los bizantinos tras tres cuartos de centuria del s.VII en la que se hicieron con una franja desde Tarifa a Levante y el archipiélago balear,  en tiempos del emperador del Imperio de Oriente Justiniano I "el Grande"  y en un intento de reverdecer en el Mediterráneo Occidental los viejos laureles de cuando el Imperio Romano dominaba el Mare Nostrum.

Málaga, parecer ser que quizá fuese la capital de la Spania bizantina durante el tiempo duró su presencia. Las fuentes son muy escasas tanto escritas como arqueológicas y las primeras de fiabilidad dudosa por ser panegíricas como las de San Isidoro de Sevilla.  La cosa comenzó tras la derrota del rey visigodo Teudis en Ceuta en el año 546 dC, lo que facilitó el desembarco en la Península Ibérica. Si bien, probablemente y, según San Isidoro, fue un pacto poco honroso entre Justiniano I "el Grande" y el rey visigodo Atanagildo el que lo posibilitó en el 552 dC. Por este pacto se intercambiaban apoyos contra Agila I a cambio de la franja costera para lo bizantinos. En aquel tiempo Bizancio dominaba todas la islas importantes del Mediterráneo incluido el archipiélago balear y la costa del norte de África y la península Itálica que habían arrebatado a los ostrogodos. Todo ello no hacía imposible el sueño de Justiniano. Sisebuto en las campañas contra los bizantinos del 614 y 615 reconquistó Málaga para el reino visigodo. De hecho, cinco años más adelante aparece en el sínodo del año 619 celebrado en Sevilla el obispo de Málaga Teodulfo quien al parecer fue mitrado desde el 617 al 633.

 Desde 565 dC el propio Atanagildo comenzó lo que podríamos llamar una reconquista que sería muy ampliada por Leovigildo hasta que el rey visigodo Sisebuto puso fin a esta dominación  en el 615dC y unificó la península bajo su mando.  A partir de Sisebuto, católico convencido, se iniciaron las más intensas persecuciones judías por los visigodos. La presencia visigoda en Málaga, como en el resto de la península Ibérica, ha dejado pocos rastros, y uno de ellos se encuentra en la zona noroeste de la provincia de Málaga en el llamado Parque Arqueológico de Guadalteba III en donde se han encontrado tumbas visigodas de los siglos V al VII dC que pueden suponer hasta 1.200 inhumaciones. Asimismo el Museo Arqueológico de Barcelona ha adquirido dos capiteles visigodos uno de los cuales procede de Málaga y el otro de Córdoba. Málaga será de nuevo goda desde el 615 dC hasta el 713 dC cuando la invasión ismaelita tuvo lugar en su solar; habrán pasado 98 años, prácticamente un siglo, de nueva dominación visigoda.

411- 429 pasan a África con Gensérico.

 

 

430- hasta 550 dC

411 -711

Musulmanes

 مالقة

Foto 16

Foto 17

713-1487
Periodo de los gobernadores

Emirato de Córdoba

Foto 25

 

Foto 26

 

Foto 27

 

Foto 28

 

 

 

 

 

Lo que hoy conocemos como ciudad de Málaga fue en los primeros tiempos de la invasión agarena poco importante, sin embargo sí lo fue su provincia cora de Rayya.  La conquista se debe a Abd al-Aziz, el hijo de Musa ben Nusayr, hacia el año 713. Pasados los primeros tiempos y organizado el territorio en Kuras o coras, algo así como provincias actuales, estuvo encuadrada en la ya mencionada cora de Rayya cuyo centro fundamental fue Archidona (Medina Arxiduna). Sin embargo, debido a su puerto, a sus riquezas agrícolas en azúcar, cereales, higos, almendras, pasas, salazones y cómo no, el vino dulce, la importancia comercial y económica de Málaga, lo que hoy es la capital, fue aumentando hasta hacerse esencial en la economía de al-Andalus, del mismo modo que gracias a sus defensas sería crucial en la protección ante los enemigos exteriores que viniesen por mar.

La Alcazaba es uno de los elementos arquitectónicos más importantes que nos quedan de la época musulmana. Fue una edificación con varios usos; por una parte, de carácter defensivo, por otra, administrativo y, por último, expresión del  poder, unas veces a nivel de gobernadores y en otras de nítidos tintes  palaciegos. Fue construida sobre una colina al borde del mar de gran pendiente y orografía muy quebrada. Su construcción se ajusta o se adapta perfectamente al terreno; tiene una planta alargada en sentido oeste-este o paralelo al mar. Erigida con piedra caliza numulita que se se hallaba cercana al mar aunque con el inconveniente de ser muy deteriorable por la propia humedad. Esta circunstancia ha hecho necesario la realización de multitud de reconstrucciones en todas las épocas. Se atribuye su primera construcción a Badis ben Maksan -monarca beréber en las primeras décadas del s.VIII- y su finalización en este primera etapa constructiva al iniciador de la dinastía omeya en al-Andalus, el emir Abd al-Rahmãn I "el Inmigrado".

Desde que entronizó y se instaló Abd al-Rahmãn I en Córdoba, tras la batalla de al-Mussara en el 756, se desarrolló al-Andalus,  primero en forma de Emirato hasta el 929 y después como Califato hasta el 1031 que se puede dar por finalizado el Califato Omeya cordobés. Durante todo este tiempo, Málaga será importante en al-Andalus,  fuente de intercambios comerciales con todo el Mediterráneo. Almería y Málaga serán dos de los grandes puertos del sur de al-Andalus, completados con otros de la fachada atlántica y de levante.

También en estos años centrales del siglo IX, Málaga, como otros puntos de las costas de la península Ibérica -el Guadalquivir y Sevilla- y del resto de Europa desde Islandia, Inglaterra a las costas gallegas y de Baleares será saqueada por los normandos, sufriendo crueles y destructivas incursiones entre los años 844 y 860. Los hombres del frío que tan bien describe el novelista Sánchez Adalid cuando un siglo más tarde Asbag, el obispo de Córdoba, su personaje de la novela "el mozárabe" es hecho preso y llevado a Jutlandia. El Emirato vivió momentos difíciles. Las frecuentes y temibles acometidas vikingas fueron unas de las razones para que se fortaleciese la capital y en concreto la Alcazaba.

Durante la etapa del Emirato y tras un reinado excelente, tanto en lo estratégico como en lo táctico,  de Abd al-Rahmãn I, sus sucesores, HiŠãm I, al-Hakam I, Abd Allah, al-Mundir, etcétera, vivirán tiempos difíciles. Y en estos tiempos complicados, la Cora de Rayya va a tener una importancia capital, pues es en su territorio donde se implantaría el rebelde muladí  Omar ben Hafsum. Umar tuvo en jaque a muchos emires, llegando incluso a los primeros años de último emir y primer califa Abd al Rahmãn III al-Nasir  quien le pondría fin. El periodo de rebeldía al emir abarcó desde el 880 al 918 dC. Y tuvo su principal teatro de operaciones, aunque no el único, los enriscados pagos de Bobastro. Un verdadero nido de águilas cercano a Ardales y a los actuales pantanos como el del Conde del del Guadalhorce.

Fueron muchas décadas de dificultades, al punto de conocérsele como el periodo de la "fitna del emirato" a diferenciar de la "fitna del califato" que ocurriría un siglo más tarde y que dio lugar al fin del mismo.  En aquellos años, diversos personajes líderes en sus zonas se declararon en rebeldía en al-Andalus, por lo que Omar ben Hafsum fue el más importante, pero no el único. Se dice que en el 880, volvió de una estancia en Tahart -Marruecos-, donde había vivido como sastre. Un adivino le auguró al muladí Hafsun, natural del pueblecito serrano de Parauta que seria rey de un vasto territorio y se lanzó a su sueño. Nacido en el  año 854 en Hisn Autha y en una alquería cercana llamada Torrichela.

Hafsum va a recoger el sentimiento de malestar de todos los descontentos con el Emirato. Por una parte, los muladíes, que eran considerados musulmanes de segunda clase, los bereberes discriminados respecto a los árabes, los mozárabes que no se sentían suficientemente respetados, al fin una conjunción mozárabe-muladí de descontentos. Aunque en un principio no fue muy tenido en serio al ir pasado los años y sus correrías, así como el aumento de los seguidores hace que los emires envíen la tropas de Córdoba a Bobastro. En el 883 Mohammad I le hace rendirse, a cambio se incorpora como oficial del ejército cordobés durante dos años. Sin embargo, se haría rebelde de nuevo al emir al continuar sintiendo el mismo desprecio. Esta vez sería la definitiva, y traería en jaque a los omeyas hasta bien entrado el siglo X.

Foto 18

 

Foto 19

 

Foto 29

 

 

Califato de Córdoba Varias son las y fechas que marcan hitos históricos relevantes en la historia de al-Andalus y por tanto de la Málaga musulmana. Sin duda lo son: el desembarco de Tariq ben Ziyad en el 711 en Gibraltar, la conquista de Málaga de Musa ben Nusayr en el 713, la proclamación como emir en Archidona de Abd al-Rahmãn "al Dajil" (el inmigrado) en el 755, la declaración de Emirato Independiente de Bagdad en el 774 por éste mismo emir. Pero será la llegada al poder del grandísimo emir Abd al-Rahmãn III en el 912, a la muerte de su abuelo Abd Allah,  lo que posibilitaría que al-Andalus se convirtiese en la entidad política más importante del mundo conocido entonces. Desde 912 al 929 Abd al-Rahmãn III "al-Nasir" -el victorioso- pone las bases del gran éxito que él y su hijo al Hakam II  serán protagonistas. Una vez tranquilizado el Emirato y resuelta la rebeldía de Hafsum e hijos, en el 929 se declara Califa con el título de "Príncipe de los Creyentes".

Málaga desarrollará castillos importantes como el de Gibralfaro, el de la Estrella en Teba y Sohail en Fuengirola. Así como otras estructuras como la Alcazaba de Antequera, o la ciudad amurallada de de Ronda con sus célebres y perfectamente conservados baños árabes.

Asimismo, Abd al-Rahmãn III manda construir en la ciudad de Málaga las atarazanas, fruto del poderío del Califato en el Mediterráneo, y en el siglo XIII, tres siglos más tarde de la muerte de al-Nasir, se le añadiría la espectacular puerta que hoy podemos admirar.

Foto 20

Foto 21

Reino Taifa hammudí

A la muerte del segundo Califa de al-Andalus, Al-Hakam II,  se impuso al-Manssur (natural de Torrox), donde su padre era hombre de leyes y noble local. Con Abuámir se da comienzo en Córdoba la dictadura amriní (incluye a sus hijos). Almanzor gobernó con mano de hierro el Califato fue un guerrero de tremenda agresividad con los cristianos mientras mantuvo cautivo el legítimo poder del califa Hisham II. A su muerte, el Califato se tambaleó hasta no poder mantenerse en pie y llegó la desintegración del mismo, atomizándose y  transformándose en los mas de treinta y  débiles reinos de Taifas. Estas taifas o banderías eran  unos de origen árabe, otros eslavos y otros bereberes:  Málaga se convirtió en uno de origen bereber. Así se asentó la dinastía hammudita, que incluso se auto proclamó Califato de Málaga pues, los últimos califas títeres de Córdoba eran de esta estirpe y pretendieron hacer un continuo entre el poder cordobés y el malagueño. No es exacto el conocimiento de la fecha en la que se puede dar por fundado el reino taifa de Málaga. Sin embargo, sí sabemos que en su decurso se verá salpicado por interrupciones con dependencias del Reino Taifa de Granada, o de los almorávides, de los almohades, incluso del célebre caudillo murciano Ibn Hud.

El s XI. a la vez que se desintegra el Califato, se ensalza la alcazaba malagueña debido a la necesidad de pompa de los reinos taifas que aspiraban a mantener el boato orientalizante de la época cordobesa de al-Hakam II.  Por ello será este siglo XI el de las grandes construcciones de la Alcazaba, con la piedra caliza y sillares de canto que se van alternando de frente y de perfil,  volviendo a ser ampliado y reconstruido entre el s.XIII y el s.XIV con mampostería  y fusionando la Alcazaba con el Castillo de Gibralfaro mediante la doble y zigzagueante o rampante muralla conocida como "la Coracha". La Alcazaba será dotada así de hasta 30 torres y  puertas fortificadas, algunas de ellas, las principales, "en recodo" lo que obligaba a los invasores a girar 90º grados dos veces y dejándoles en una situación débil al alcance de la guardia de las puertas. Algunas de ellas demás estaba dadas de matacanes lo que permitía el disparo desde arriba.

La Alcazaba tiene una primera construcción netamente defensiva para evitar la entrada en su interior y dos recintos que podríamos definir con más propiedad como la alcazaba propiamente dicha. Las construcciones defensivas más bajas se continuaban con la murallas de la ciudad, cuyo interior configuraba la madina. Desde la medina hasta la entrada en el recinto inferior, guardado por el "Arco del Cristo" con matacán y bóveda vaída, se encuentran dos puertas defensivas importantes: la primera será la Puerta de la Bóveda (con recodo) y la Puerta de las columnas. La puerta de la Bóveda se caracteriza por tener una techo abovedado de ladrillo y típico en nido de golondrina. La segunda está sostenida y embellecida por reutilización de material de acarreo y fustes de origen romano de teatro cercano.

Este resurgimiento tiene relación con los tratados comerciales firmados por el reino de Granada (Mohammed I) con los genoveses en 1278, último cuarto del s.XIII. La actividad portuaria se hace enorme con rutas comerciales con todo el Mediterráneo, lejano oriente incluso el mar del Norte.

Foto 22

 

Foto 32

 

Reino Taifa de Granada

Dinastía hammudita 1º periodo.

Yahyà I (1026-1035)

Idrisi I (1035-1039)

Yahyá II (1039-1040)

Hasan (1040-1042).

Régulo eslavo

Naya "el usurpador"

Foto 13

 

 

Durante 32 años, el reino taifa de Málaga se hará dependiente del también reino taifa de Granada, desde 1026-1058. De alguna forma aumentaba así su capacidad defensiva y maniobra para soportar la debilidad comparativa respecto a Castilla. Cada uno de ellos por separados significaban el deber de pago de parias a los reinos cristianos y el estar en un sobresalto permanente.

La dinastía hammudí tendrá primero 4 miembros y después 6 más,    separados ambos periodos por el reinado de un régulo que será conocido como Naya "el Usurpador".

Los cuatro reyes taifas hamudíes del primer periodo serán: Yahyà I (1026-1035); Idrisi I (1035-1039); Yahyá II (1039-1040) y Hasan (1040-1042).

El año 1042 fue para Málaga un año convulso pues reinaron tanto el  último hammudita hasta ese momento, Hasan ben Yahyà, como un régulo  eslavo conocido como Naya "el usurpador", y poco después restaurarse la  dinástica hammudí con Idrisi II b Yahyà. Una vez que la dinastía se volvió a asentar en el poder, los distintos reyes fueron sucediéndose desde el mencionado Idrisi II (1042-1047), sucedido por Muhammad I (1047-1053); Idrisi III (1053); Idrisi II (2º reinado 1053-1054); Muhammad II (1054-1055) y Yahyà III (1055-1057/8).

Desde el 1031 y hasta la llegada de los almorávides a Ceuta esta ciudad del norte de África dependerá de los reyes musulmanes de Málaga.

 1026-1058

Dinastía hammudita 2º  periodo:

Idrisi II b Yahyà (1042-1047)

Muhammad I (1047-1053)

Idrisi III (1053)

Idrisi II (2º reinado 1053-1054)

Muhammad II (1054-1055)

Yahyà III (1055-1057/8)

Foto 15

 

Periodo prezirí

 

Periodo Zirí

Tamim b Buluggin b Badis

Desde 1058 al 1073 vuelve a depender Málaga de la taifa de Granada que estaba reinada por la dinastía Zirí desde 1013. Esta dinastía procedía del norte de África y toma su nombre de Zawi ben Zirí y reinó en Granad hasta la llegad de los almorávides. A la muerte del rey granadino Badis b Habus al Muzaffar y al Nasir que había reinado desde 1038 al 1073, fue sucedido por dos hermanos uno en Granada Abd Allah  b.  Buluggin b. Badis (1073-1090) y otro en Málaga de nombre Tamim b Buluggin b Badis también en el mismo periodo hasta la llegada de los almorávides en 1090.

 1058-1073

 

 

1073-1090

Almorávides

Foto 36

La situación de los reinos taifas era desesperada, por una parte, debían mantener una imagen de poder militar y económico traducido a boato actividad cultural, etc., por otra, estaba asaeteados por los reinos cristianos del norte y sus exigentes cobros de parias. Alfonso VI "el Bravo" aquel que era hermano de Sancho II de Castilla, de doña Urraca de Zamora y doña Elvira de Toro, tenía entre ceja y ceja el convertirse en emperador de los reinos hispánicos, para ello, debía ser capaz de llevar a cabo una política reconquistadora brillante. Esto en realidad no ocurrió, si bien, sí tuvo destellos como la conquista de Toledo en el año 1085.

Los reinos taifas de Sevilla, Badajoz y Granada decidieron solicitar ayuda de donde únicamente podía llegarles, de África. Así el imperio rigorista de los almorávides, que había nacido de los ribats del desierto mauritano, con su recién fundada capital en Marrakech fueron solicitados. Su emir, Yusuf b Tashfin se lo pensó, pues bien sabía que dominaba desde hacía relativamente poco tiempo las confederación de tribus del Sahara y que era un gran bocado la Península Ibérica. Así y todo cruzó el estrecho de Gibraltar y se enfrentó en la batalla de Sagrajas o Zallaca con Alfonso VI a quien le inflingió una de sus más importantes y dolorosas derrotas en 1086. Pudo quedarse el emir en la Península, sin embargo volvió a África y resistiéndose a volver, sin embargo, esto ocurrió en 1090 y  no se marcharía y conquistaría la práctica totalidad del al-Andalus fragmentado.

Los almorávides reestructuran el territorio de al-Andalus y Málaga con Granada pertenecerán al mismo, pero recayendo en Granada la capital. El urbanismo almorávide va a caracterizarse por la construcción de muchas mezquitas, murallas y en la alcazaba malagueña por el barrio alto de las 8 viviendas que se encuentra hoy junto al palacio nazarí de época posterior.

Desde el 1090 hasta 1145 van a transcurrir 55 años bajo dominio almorávide, hasta que el último cadí de la época. se autoproclama emir. Será Abu-l-Hakam al Husayn b Hassun al-Kalbí.

 1090-1145
2º Taifa de Málaga

Periodo de Abu-l-Hakam al Husayn b Hassun al-Kalbí

Abu-l-Hakam al-Husayn b Hassun al-Kalbí era cadí de la ciudad de Málaga bajo la dominación almorávide, si bien ésta ya estaba en una extrema debilidad en el mes de marzo de 1045,  la situación política se fue deteriorando, se levantó contra sus jefes y se autoproclamó emir. Sin embargo, la población estaba en su contra por la forma despótica en la que ejerció el poder, y recibió con los brazos abiertos a los almohades. Abu -l-Hakam se suicidó.

1145-1153
Almohades

En pleno reinado de Alfonso VII "el Emperador", se produjo la conquista almohade de Algeciras y Tarifa. Preocupado por salvaguardar Almería, aquella "joya" de la intrepidez del rey leonés de 1147, no cuida con suficiencia Málaga y ésta cae en poder  almohade en 1153.  La estancia almohade dio setenta y cinco años de vida y esplendor a la Málaga musulmana destacando acciones urbanísticas y artísticas como las de los poetas Muhammad ibn Galib al-Rusafi y Abu Zayd al-Suhayli.

La época almohade, como en otras ciudades andalusíes, fue de relevante actividad constructiva,  así se desarrolló el arrabal  de Attabanin también conocido como "de los tratantes de la paja", que contaba con su propia muralla de unos dos metros de altura y entre 1 a 3 de anchura. La llegada de los almohades a Málaga, a diferencia de otros enclaves andalusíes, fue tomada pacíficamente. Hay que recordar la desafección de los malagueño respecto se su rey taifa Abu-l-Hakam al-Husayn b Hassun al-Kalbí. Aunque el movimiento comenzase en 1145, la toma de Málaga por los señores del Atlas ocurrió en 1153. El dominio de al-Andalus no les fue fácil como tampoco sus posesiones en África, así hasta 1147 cuando el califa Abd Al-Mumín conquistó Marraquech y encargó el gobierno o gualiato de al-Andalus a su hijo, Abu Yagub quien en 1163 al morir su padre recibió el Califato.

Los almohades debieron enfrentarse con una confluencia histórica sin precedentes en la Edad Media, a la cabeza de las coronas de Castilla, de Aragón y de la Iglesia coincidieron personajes del máximo nivel. Berenguela "la Grande", Fernando III "el Santo" y Alfonso X "el Sabio" en la primera, Jaime I "el Conquistador" en la segunda, e Inocencio III "el stupor mundi" en Roma. Además de inteligentes y valientes se encontraban bien avenidos y coordinados por la Iglesia. A lo que hay que añadir las recientemente creadas órdenes mendicantes, franciscanos, dominicos y clarisas.  Mucho era esto para los almohades y el valle del Guadalquivir cayó. Córdoba en 1236, Jaén y Sevilla 1248. Fruto de la decadencia almohade, es la caída de Málaga en manos del régulo del sudeste peninsular Ibn Hud.

1153-1228

Poetas almohades:

Muhammad Ibn Galib

Abu Zayd al-Suhayli

3º Taifas

Periodo de Ibn Hud

Ibn Hud nació en el seno de la dinastía zaragozana de los Hudíes  se convirtió en  rey taifa de Murcia tras la decadencia de los almohades. Reinó desde 1228 al 1237. Amplió su área de influencia llegando a conquistar Málaga, Gibraltar y Ceuta, casi todo al-Andalus de la época, a excepción de Valencia en poder de los Mardanis y Arjona en manos de Mohammad al-Hamar (quien funda el reino nazarí) y quien prestaba vasallaje a Ibn Hud. Murió en Almería en 1237. Entonces reinaba en Castilla Fernando III "el Santo" a quien pronto ayudaría su hijo, colaborador y sucesor Alfonso X "el Sabio".

1228 al 1237
Reino nazarí Granada

Málaga se rinde a Granada en 1279.

 

Foto 14

Foto 37

En 1238 muere Ibn Hud, y se hace con Granada Mohammad al-Hamar "el Rojo"  asentándose allí la capital de su reino, añadiéndoles Almería y Málaga.  En concreto, Málaga en 1279 es rendida a Muhammad II b. al-Ahmar y pasa a formar parte del reino Nazarita. El palacio nazarita de la alcazaba fue habitado por diversos reyes de Granada al ser exiliados por golpes de mano dados muchas de las veces por su propia dinastía. Allí vivieron el rey Said, padre de Muley Hacen, el propio Muley Hacen y su hermano el también rey Abd Allah "el Zagal". Este último ostentó el "señorío de Vélez y de Málaga".

Al Zagal -significa "el valiente"- se le atribuye el llamado "desastre de la Axarquía", batalla en Vélez en 1483 de resultado desfavorable a alianza entre las huestes cristianas y de Boabdil.

Tras este último periodo de pertenencia musulmana  a los nazaríes, Málaga será conquistada por los ejércitos cristianas de los Reyes Católicos. Nos  referir a la reconquista de la Ciudad de Málaga y a los hechos de 1487, pero si vemos a Málaga como la antigua Rayyo, la Cora de los tiempos de los conquistadores, de Abd al-Aziz y de Abd al-Rahmãn I cada área geográfica de la Cora será reconquistada en momentos diferentes. Así podemos hablar de la conquista de la actual comarca de Guadalteba, en concreto del Castillo de la Estrella por Alfonso XI "el Justiciero" en el 1330. La conquista de Ronda y Marbella en la campaña de 1485, la de Vélez Málaga y la Axarquía  1487 como antesala de la entrada en la hasta entonces inexpugnable capital malacitana.

Siguiendo con la alcazaba de Málaga, el segundo recinto se le conoce como recinto superior, en él se hallan los espacios más bellos y de mayor prosapia. Se encuentra defendido por la Puerta de de los Cuartos Granada. Se accede a él por la puerta de los arcos y del Tinel. En su interior destaca el palacio nazarí con sus bellos arcos polilobulados, sus capiteles policromos y su maravilloso balcón de la Torre Maldonado con vistas inmejorables a la bahía  y con columnas de mármol originales.

La alcazaba de Málaga se considera por algunos como la más importante obra militar musulmana conservada en España. Cerca del palacio y los jardines se encuentra un arrabal intramuros, con un número escaso de viviendas pequeñas que disponían de agua limpia que se traía por un sistema de norias y procedente de un pozo profundo del recinto inferior llamado Airón y con un sistema de aguas negras "atarjeas", así como letrinas.

Asimismo encontraremos la Torre del Homenaje de origen cristiano y planta cuadrangular una vez que la ciudad fue tomada por los Reyes Católicos el 19 de agosto de 1487.

1238-1487

Foto 38

Cristianos

Tras la batalla de Lucena en 1483, el último rey musulmán de Granada, Boabdil "el Chico", o Mohammad XII que es el verdadero nombre de entronización, fue apresado y permaneciendo cautivo tanto en la Torre de Morales de la propia  Lucena como también lo estuvo en la Torre hexagonal de Porcuna, ésta recibirá desde entonces el nombre de Torre de Boabdil.  Los Reyes Católicos le ofrecieron un pacto innoble para alcanzar la libertad, por el que debía entregar a su primogénito al cuidado de la reina Isabel en prenda y entregaría Granada a Fernando cuando llegase el momento.

Desde 1487 a la actualidad

Foto 24

Los Reyes Católicos tenían decidido poner fin a la Reconquista. Cada una de las campañas militares desde 1484 a 1491 serán hitos claves en la victoria final. Cada uno de ellos tendrá una importancia relevante, pero sin duda la  de 1487 con la conquista de Vélez y Málaga será la más decisiva, pues evitará la llegada de refuerzos sarracenos por mar procedentes de África y pondrá fuera de combate a parte de las tropas más aguerridas y los dirigentes más fieros, como Hammet "el Zegrí" y los Gomeres. Con la conquista de Málaga por Isabel y Fernando dieron un avance de gran trascendencia, casi definitivo, a la unificación territorial, religiosa y política de la Península Ibérica. Almería y Granada quedaban al alcance de la mano, sin   posibilidad de apoyos norteafricanos  y con el vasallaje y acuerdos previstos con Boabdil.

GLOSARIO AUXILIAR DE PERSONAJES, PUEBLOS, HECHOS Y LUGARES...

PERSONAJES

IMÁGENES

PUEBLOS, HECHOS, LUGARES...
Abd Allah "el Zagal" Hermano de Muley Hacen y tío de Boabdil. Fue rey de Granada como Muhammad XIII y Señor de Málaga. Mantuvo durante años una pugna de gran virulencia con su sobrino lo que entre ambos debilitaron la situación de por sí ya extenuada del reino nazarita. Tomó partido por su hermano Muley Hacen cuando Boabdil le depuso. Reinó como Mohammed XIII y tras ser vencido por los Reyes Católicos terminó sus días preso y cegado en África por el emir de Fez que era colaborador de Boabdil.

Abd Allah: emir omeya de Córdoba desde 888 al 912. Hermano de Almundir y abuelo de Abd al-Rahmãn III. Su periodo fue muy convulso por la rebelión de Omar ben Hafsum y otros. Desactivó una traición que pretendía derrocarle y que fue dirigida por su propio hijo, Muhammad, padre de quien sería Abd al-Rahmãn III. Abd Allah mandó ejecutarle y se hizo cargo directamente de la educación del nieto.

Abd al-Rahmãn I "el Inmigrado":  primer emir de al-Andalus desde el 756 al 778. Único superviviente de la matanza de los omeyas de Damasco en el 750, consiguió escapar de la persecución y gracias a los clientes omeyas del norte de África y del efugio en las tribus magrebíes de donde era su madre, logró sobrevivir. Con sus leales desembarcó en Almuñécar en agosto del 755.

Abd al -Rahmãn III: último emir y primer califa omeya de Córdoba. Engrandeció el Califato y erigió Medina Zahra. Para ello debió poner fin al estado de revueltas y rebeliones que heredó de su abuelo el emir Abd Allah. En especial la de Omar Ben Hafsum en Bobastro. Tras 17 años de emir se autoproclamó califa de Córdoba "Príncipe de los Creyentes".  Logró ser el más poderoso reino de su tiempo y mantuvo una relación de colaboración estrecha con su hijo y sucesor al-Hakam II. Fue califa desde 929 al 961, año de su muerte.

Abd al-Aziz: uno de los hijos y el más importante que acompañó a Musa ben Nusayr en el 712 en la conquista  musulmana de la Península Ibérica. Participó en la conquista de Sevilla, de Extremadura,  Málaga, Granada y parte de Levante. Cuando su padre debió ir a Damasco a rendir cuentas al Califa, detentó el poder como gobernador de al-Andalus.

Adax: rey alano en la penetración bárbara del 406-411. Aunque la ubicación en la Península se debió al Tratado de Roma por sorteo en el 411, antes se apropió de la Lusitania y Cartaginense, lo que airó a los romanos. El emperador Constancio envió a los visigodos (federados) para que destruyesen a los Alanos, lo que ocurrió y su  caudillo Adax murió.

Alfonso VI "el Bravo": rey de Castilla y León. Desde 1065 al 1109 que murió. Hijo de Fernando I de Castilla  y Doña Sancha de León. Conquistó Toledo en 1085. Tuvo fuertes disputas con su hermano Sancho II quien no aceptaba el testamento de su padre. Estas diferencias aplacadas temporalmente por la madre de ambos, a la muerte de ésta se hicieron expresas en forma de batallas.  Fue vencido en las batallas de Llantadas (1068) y Golpejera (1072) y hecho prisionero por su hermano Sancho II. Ante la muerte de éste fue obligado a jurar en Santa Gadea de Burgos por el Cid que no había participado en la muerte de su hermano en Zamora.

Alfonso VII "el Emperador": esposo de doña Urraca heredera de Alfonso VI, al morir en la batalla de Uclés 1108 el primogénito, don Sancho Alfónsez.

Alfonso X "el Sabio": hijo de Fernando III "el Santo" y doña Berenguela "la Grande". Nació en Toledo 1221 para morir en 1284 en Sevilla. Reinó desde 1252 al morir su padre con quien trabajó incansablemente. Fue un rey culto a quien se deben obras de historia "Estoria de España", poemarios como "Cantigas de Santa María" y libros lúdicos como el "Libro de los juegos.  Hizo oficial el castellano como lengua del reino. Su labor reconquistadora sobre todo tuvo protagonismo por el bajo Guadalquivir y la región de Murcia.

Alfonso XI "el Justiciero": 1311 al 1350. Muere de peste bubónica en Gibraltar. Tras vencer a la conjunción de nazaríes y benimerines en el Campo de Gibraltar  cuando se  planteaba cruzar el Estrecho. Era hijo de Fernando IV "el Emplazado" y Constanza de Portugal. Conquistó el reino de Algeciras y obtuvo la importantísima victoria de la batalla de Salado 1340. Fue sucedido por su hijo Pedro I "el Cruel".

Al-Hakam II: segundo califa cordobés, desde 961 al suceder a su padre el gran Abd al-Rahmãn III. Fue el más culto gobernante de al-Andalus, llegando a las mayores cotas de refinamiento, pese a su sencillez personal y dedicado al estudio. Logró disponer de la mayor y mejor biblioteca de su tiempo comparable con las míticas de la antigüedad.  Vivió en Medina al-Zahra, en gran parte diseñada por él para su padre.

Al- Manzur: Mohammad Abuámir. Primogénito del señor de Torrox, se formó como alfaquí primero y progresó incansablemente hasta alcanzar el poder omnímodo a la muerte de al-Hakam II. Con él se inicia el periodo conocido como dictadura amriní.

Amílcar Barca: (270-228 aC). Gran caudillo militar cartaginés cuyo hijo fue Aníbal Barca y su yerno Asdrúbal. Le fue encomendado por el Senado Cartaginés que penetrara en la Península Ibérica donde llegó a un acuerdo con los romanos y delimitando la frontera entre ambos pueblos en el Ebro.

Aníbal Barca: Jefe militar cartaginés. Gran estratega que llegó a invadir la península Itálica con sus ejército y elefantes de guerra tras atravesar los Alpes.

Asdrúbal Barca: hermano menor de Aníbal y defensor de las colonias cartaginesas en la Península Ibérica en a Segunda Guerra Púnica, hasta que fue vencido.

Atanagildo: rey visigodo desde 555-567. Luchó contra el también visigodo y su antecesor Agila I, así como contra los bizantinos de Justiniano I "el Grande" que habían desembarcado en Cartago Nova y en Málaga. Trasladó la corte de Barcelona a Toledo. Fue sucedido por el rey  Lliuva I.

Badis ben Maksa: monarca bereber de los comienzo del siglo VIII que tras la conquista sarracena inició la construcción de la Alcazaba.

Boabdil "el Chico": Muhammad XII. Último rey nazarí de Granada. Hijo de Muley Hacen y Aixa "la Horra". Su vida fue un tormento desde el nacimiento cuando su propio padre le moteaba como "el desgraciado". Fue acérrimo enemigo de su tío el Zagal con quien pugnó por el trono y tiene en su haber sonadas derrotas como la de Lucena y vergonzantes acuerdos como el de rendición pactado con Fernando "el Católico" y su vasallaje.

Hammet "el Zegrí" veterano militar del reino nazarí de Granada que desempeñó el cargo de arraez en Ronda y en Málaga. De gran fiereza y voluntad junto a sus gomeres se encerró en Gibralfaro durante la Toma de Málaga negándose a cualquier negociación de rendición con los reyes cristianos, lo que valió gran tormento a la población al prolongar la duración y aumentar la dureza del asedio.

Gensérico: rey vándalo que llevó a su pueblo de la Bética a África en el año 429 dC.

Hermérico: rey de los suevos en la penetración del 409 en la Península Ibérica.

Hixam II: tercer califa de al-Andalus. Hijo segundogénito de Al-Hakem II y la sayyida cristiana Subh. Tras la muerte del primogénito Abd al-Rahmãn por enfermedad durante la infancia, será nombrado heredero y la nobleza la juraría obediencia en la Mezquita aljama de Córdoba. Secuestrado del poder por Almanzor, fue un califa títere, siendo destronado en el 1009.

Ibn Hud: Rey taifa tras la caída del poder almohade. Entre el 1228- 1237. Aprovechando la debilidad tras la derrota almohade en las Navas de Tolosa se hizo con el poder de casi todo al-Andalus. Aunque sus formas despóticas le granjearon no pocos enemigos, hasta que fue asesinado en Almería en 1237. Su muerte abrió las puertas a otro beligerante taifa, Mohammad al-Ahmar "el Rojo" que primero en Arjona y después en Granada podría en marcha la dinastía nazarita.

Justiniano I "el Grande": emperador del IR de Oriente que intentó reconstruir  Occidente de ahí la dominación bizantina de Ceuta y del levante y sur de Hispania.

Foto 1: Molino cereal neolítico

Foto 2: Urna funeraria íbera

Foto 3: Puntas de flechas íberas

Foto 4: Plato tartésico

Foto 5: Cerámica fenicia

Foto 6: Toscanos. Desembocadura río Vélez. Asentamiento fenicio.

Foto7: Foto: Pedestal romano (Ardales).

Foto 8: fuste romano en la Alcazaba de Málaga.

Foto 9: Puente romano de la Molina en Ardales

Foto 10: vasija visigoda Museo Ardales.

Foto 11: Hebilla visigoda. Museo Ardales.

Foto 12: Necrópolis visigoda. Parque Arqueológico Guadalteba.

Foto 13: Fuste y capitel romano reutilizado en la alcazaba de Málaga.

Foto 14: Capitel musulmán en el palacio nazarí de la Alcazaba de Málaga.

Foto 15: Alcazaba exterior

Foto 16: castillo de la Peña. Ardales.

Foto 17: Alcazaba de Málaga, puerta con arco.

Foto 18: amplios lienzos de muralla de la Alcazaba por encima del teatro romano.

Foto 19: Bobastro

Foto 20: Castillo de la Estrella (Teba) 1.

Foto 21: Castillo de la Estrella (Teba) 2.

Foto 22: Almanzor

Foto 23: Portada revista Mainke.

Foto 24: Fortaleza de Vélez

Foto 25: Castillo de Cañete la Real.

Foto 26: La Alhambra

Foto 27: Castillo Sohail en Fuengirola.

Foto 28: Castillo de Cañete la Real

Alanos: pueblo bárbaro de origen iranio que tras ser empujados por los hunos terminaron entrando en la Península Ibérica en los comienzos del s.V dC dirigidos por el rey Adax y aniquilados por los visigodos pocos años después.

al-Mussara: batalla clave de la conquista musulmana en el año 756 y para que Abd al-Rahmãn "el Inmigrado" vence a la los qaysíes del Yusuf al-Firhí y al-Sumayl a la entrada de Córdoba y se instala en dicha ciudad.  Fue la llave de los omeyas en al-Andalus.

Archidona: Capital de la Cora de Rayya en los tiempos iniciales de la invasión musulmana. En su mezquita fue declarado emir Abd al Rahmãn I "el Inmigrado", tras lo cual fue a Córdoba tomando la ciudad al gobernador abbasí "al Fihrí al vencerle en la batalla de al-Mussara.

Bastetanos: bástulos, pueblo íbero ubicado en los territorios alrededores de Baza. Al norte estaban los oretanos y al oeste los túrdulos.

Bobastro: en Mesas de Villaverde. Picacho cercano a Ardales, de acceso intrincado donde se enriscó el rebelde Omar Ben Hafsum en las últimas décadas del Emirato poniendo en jaque el poder emiral.

Castillo de la Estrella: situado en Teba en el Cerro de su mismo nombre. De origen musulmán, fue conquistado por Alfonso XI "el Justiciero". De gran tamaño, 25.000 m2 de superficie, y en estado de ruina consolidada. Tiene unas vistas de gran distancia y nos da una idea de una fortaleza de grandes proporciones con multitud de torres y alcázar y torre del homenaje importantes.

Coracha: lienzo de muralla defensiva que va desde una fortificación a un punto de interés estratégico como por ejemplo el abastecimiento de agua o la protección de ganado. A veces como en la alcazaba de Málaga se le da este nombre a la doble muralla que deja un espacio protegido en medio entre la alcazaba y el Castillo de Gibralfaro.

Gomeres: tribu bereber de fieros guerreros que participaron en múltiples hechos de armas en la Edad Media. Era la guardia personal de Hammet "el Zegrí en los hechos del asedio de Málaga por los Reyes Católicos en 1487.

Hudíes: dinastía yemení que gobernó la taifa de Zaragoza del 1039 al 1110. El inicial fue Sulaiman ibn Hud al Mustain (1039-1046).  Sulaiman se rebeló a los Tuyibíes que se habían independizado del Califato de Córdoba tras su decadencia.

Rayya: La Kura era una circunscripción administrativa que podría equivaler a una provincia. Rayya era la de Málaga en los primeros tiempos de la invasión y Archidona era su capital.

Spania bizantina: nombre de la provincia el Imperio Bizantino que durante la segunda mitad del siglo VI y la primeras décadas del s.VII dC  hubo en la Península Ibérica por efecto de las conquistas de Justiniano I "el Grande". Se extendía a lo largo de la costa levantina hasta el que después será Estrecho de Gibraltar.

Segunda Guerra Púnica (218-201 aC): romanos contra cartagineses. Se acabó con la rendición de Aníbal acordada con Escipión "el Africano".

Tartessos: civilización posiblemente ya existente s.X aC que se desarrolló en la desembocadura del Guadalquivir, en el triángulo entre Cádiz, Huelva y Sevilla. Especialmente importante es el yacimiento del Carambolo. Los turdetanos serían sus legados culturales y territoriales. Posiblemente hubo un fenómeno de aculturación con los fenicios.

Tiro: ciudad del sur del Líbano. A poco kilómetros de Israel. Los tirios son sus habitantes. La ciudad antigua contaba con un peñón habitado, de ahí que Tiro signifique Roca. Conjuntamente con Biblos, Beritos y Sidón fueron las ciudades fenicias más importantes. Los tirios fueron los primeros comerciantes que navegaron por el Mediterráneo.

Torre de Boabdil: Porcuna (Jaén) lugar donde estuvo cautivo Boabdil al ser vencido en Lucena y ras su cautiverio en el Castillo del Moral de la ciudad lucentina.

Turdetanos: S. VI aC. pueblo íbero del sur de la Península Ibérica en el valle del Guadalquivir desde el Algarve hasta Sierra Morena y hasta la costa mediterránea, aproximadamente hasta la Málaga actual.

Foto 29: Baños árabes de Ronda.

Foto 30: Teatro romano de Málaga detalle

Foto 31: Teatro romano Málaga

Foto 32: Muralla noroeste de la Alcazaba ahora visible con la remodelación de la zona.

Foto 33: bajorrelieve romano. Finca de la Concepción

Foto 34: estatua romana en finca de la Concepción

Foto 35: mosaico romano en la finca de la Concepción

Foto 36: vista inusual y exterior de las murallas de la alcazaba y se atisba en el nivel más alto el barrio militar y de funcionarios de época almorávide.

Foto 37: palacio nazarí de la alcazaba. Patio de la Alberca.

Foto 38: mirador desde el palacio nazarí de la alcazaba de Málaga.

Mohammad I: emir omeya cordobés desde 852-886. Hijo y sucesor de Abd al-Rahmãn II. Su reinado sufrió las rebeliones de la marca superior (Zaragoza), la marca media (Toledo) y los muladíes y mozárabes liderados por Omar B. Hafsum de Bobastro. Fue sucedido por su hermano al-Mundir.

Mohammad ibn Nasr al-Ahmar "el Rojo": primer emir del reino nazarí de Granada. Previamente había reinado en Arjona, de donde era natural. Su nacimiento fue en 1194 y su muerte en Granada en 1274. Con él se da comienzo al último reducto sarraceno en la Península Ibérica. Se rebeló contra los almohades una vez que estos fueron vencidos en la Navas de Tolosa en 1212 por la conjunción cristiana liderada Alfonso VIII de Castilla. Más tarde, se rebeló contra Ibn Hud, creando así su propia Taifa de Arjona. Firmó un acuerdo de tregua y vasallaje durante 20 año con Fernando III "el Santo en 1244.

Muley Hacen: rey de Granada. Padre de Boabdil "el Chico". Fue destronado por su hijo, como el mismo hizo con su padre, el rey Said. Fue un buen gobernante con buena evolución económica del reino.

Musa ben Nusayr: gualí de Qarywan en tiempos de la conquista. Fue quien envió a Tariq b. Ziyad y al año siguiente él y sus hijos con el segundo contingente desembarcó en la Algeciras para proseguir la conquista y controlar a Tariq.

Nabuconodosor II "el Grande": (605-562aC): conquistador de Jerusalén y constructor de los Jardines Colgantes de Babilonia.

Omar Ben Hafsum: nacido en Parauta. Noble visigodo que tras la conquista musulmana se convirtió a la nueva fe y por ello es conocido como muladí. Más tarde renegaría y volvería al cristianismo para volver a renegar después. Al punto de levantar en Bobastro una iglesia mozárabe rupestre (en piedra). Sus bandazos religiosos y políticos fueron en paralelo, siendo rebelde al emir de Córdoba, al ser vencido, pasó a su servició para declararse en rebeldía de nuevo. Mantuvo en jaque a varios emires hasta   que fue definitivamente vencido por Abd al-Rahmãn III, concitando a todos los descontentos de la época, llegando a dominar una gran parte del territorio del emirato, estando al punto de dar al traste con la supervivencia como reino.

Said: rey nazarí de Granada. Padre de Muley Hacen que fue depuesto por su hijo y exiliado en Málaga en 1464.

San Isidoro de Sevilla: Uno de los grandes sabios de occidente en la alta Edad Media. Fue arzobispo visigodo de Sevilla durante 37 años desde 599 al  636 que murió. Fue un compilador de la historia de su tiempo, auque con bastante aspecto panegirista.

Sisebuto: rey visigodo del 612 al 621. Católico convencido, de cuya confesión hacía proselitismo. Construyó Santa Leocadia en Toledo que será sede de cuatro concilios. Luchó contra vascones rebeldes y y sobre todo contra los bizantinos en los años 614 y 615, así reconquistó Málaga.

Tariq ben Ziyad: Tariq "el Tuerto" comandante en jefe de las tropas que desembarcaron en Gibraltar en abril del 711. Previamente gualí de Tánger y lugarteniente de Musa b. Nusayr, gualí de Qarywan.

Teodosio: emperador romano de origen hispano. Dividió a su muerte el Imperio entre sus hijos: Arcadio (pars orientalis) y Honorio (pars occidentalis)

Teudis: rey visigodo del 531 al 548. Trasladó la capital visigoda de Narbona a Barcelona. Fue asesinado y sucedido por Teudiselo.

Tito Flavio Vespasiano: emperador romano del 69 al 79 dC. Tras el año de los cuatro emperadores a la muerte de Nerón 69, ascendió al poder imperial mientras estaba en Egipto y tras la dirigir la primera guerra judeo-romana.

Yusuf b Tashfin:  (1061-1106) primer emir de los almorávides que venció en Sagrajas a Alfonso VI "el Bravo"  e invadió a las taifas.

 

 

Francisco Fortes y Elsje Fokkelman