Sanlúcar de Barrameda del Medievo a la Modernidad

Francisco Fortes y Elsje Fokkelman

www.medieval-spain.com

 
         
         

Sanlúcar de Barrameda es una ciudad históricamente relevante del suroeste español. Ubicada en tierras de la antigua Tartessos, su devenir por los siglos está marcada por su geografía. Sanlúcar no sería igual si no estuviese en la margen izquierda del estuario del río Betis, del río Grande, del Guadalquivir. 

         

El siglo VIII se estrenó en la península Ibérica con la conquista del poder musulmán. Y en pocos años al-Andalus estuvo constituido y organizado en Coras. Sanlúcar formó parte de una de ellas, la Cura de Sidonia o Saduna. Desde entonces y hasta el siglo XIII fue andalusí ininterrumpidamente. Por lo que vivió todas las fases propias de la estancia de los islamitas en la península, desde el poder de los conquistadores, a los omeyas emirales y califales a los reinos taifas y los imperios magrebíes.

 

       

De la época emiral, tan llena de convulsiones y rebeliones internas y ataques externos, no quedó Sanlúcar exenta se sobresaltos, pues su privilegiada situación era ideal para las incursiones de los vikingos quienes por toda la fachada atlántica, sobre todo, pero también el litoral mediterráneo aprovechaban las vías fluviales para introducirse y saquear las tierras y ciudades del interior. Así,  el Guadalquivir les ofrecía una vía ideal para sus pretensiones y en los años 807, 812, 844 y 859 hicieron su aparición sembrando de terror estas tierras.

   

 

 

 

Como un continuo de Sevilla fruto de su unión fluvial, con la conquista de la capital hispalense en 1248 por el rey Fernando III "el Santo" también capitularon Jerez y Sanlúcar de Barrameda, alcanzando un acuerdo de respeto de vida y religión para los musulmanes que deseasen quedar como mudéjares en el ahora territorio cristiano. Esta situación duró 18 años pues se produjo la llamada "sublevación de los mudéjares" de 1264 en la que con la ayuda del último contingente africano, los benimerines, obligaron al rey Alfonso X "el Sabio" a su conquista de nuevo y a expulsarles de manera definitiva.

         

Alonso Pérez de Guzmán "el Bueno" ha pasado a la historia como el héroe de Tarifa pero además del lance épico que en tal ciudad protagonizó, realizó otras tareas de no menor enjundia como la repoblación de Sanlúcar o la construcción de una estructura defensiva conocida como el "alcázar Viejo" que conjuntamente con las murallas serán las estructuras defensivas con las que la ciudad contará hasta la construcción del actual "Castillo de Santiago" del siglo XV.

 

     

 

En 1295 el rey de Castilla Sancho IV "el Bravo" cede a Alonso Pérez de Guzmán desde Rota  todas las tierras entre los ríos Guadalete y Guadalquivir. Fruto de enlaces matrimoniales las casas de Guzmanes y de los Ponce de León (Marqués de Cádiz) entran en contacto y en litigio, siendo la visita de los Reyes Católicos en 1477 el bálsamo de los roces y aposentándose en el recién construido entonces Castillo de Santiago por don Enrique II Duque de Medina Sidonia y ubicado en lo que se conoce como "la Cava del Castillo".

         
     

Gracias por su atención