Madrigal de las Altas Torres, cuna de la reina Católica

Esje Fokkelman y Francisco Fortes

Colección. www.medieval-spain.com

 

 

 

 

Isabel I de Castilla, "la Católica", es sin ningún género de dudas una de las grandes reinas de España, cuya peripecia vital es apasionante.

Isabel "la Católica" nació en la villa abulense de Madrigal de las Altas Torres en el palacio  que disponía allí su padre, el rey Juan II de Castilla, casado en segundas nupcias con Isabel de Portugal y de quien, además de la reina "Católica",  tuvo al infante Alfonso, su hermano menor y heredero al trono tras Enrique IV, su hermanastro. De éste se sospechó toda su vida de su impotencia, si bien, pensamos que pudo probablemente ser estéril, más que impotente, pues los cronistas de la época hablaron largo y tendido de su vida disoluta y su limitado amor al trabajo y su frecuente distracción con las mujeres del Reino. Enrique IV era hijo de Juan II de Castilla, como Isabel, pero de distinta madre, María de Aragón.

Isabel "la Católica" moriría en el año 1504, en la vallisoletana villa de Medina del Campo, embargada en su fe y acompañada por su marido, el rey Fernando y su amiga íntima, Beatriz de Bobadilla además de los personajes que oficialmente debían estar, notario, testigos etc.

 

Impresionante aspecto de la entrada de Madrigal de las Altas Torres  con torres almenadas de singular altura y rica elaboración.

 

 

Fábrica de la murallas de Madrigal de las Altas Torres.

Iglesia parroquial de San Felipe Neri de la villa de Madrigal de la Altas Torres, donde la infanta Isabel fue bautizada quién en el devenir de su vida sería titulada como "la Católica".

 

 

Placa conmemorativa en 1443, de la fundación y dotación de la reina María de Aragón de el Hospital que se puede observar en la fotografía de la derecha. Primera esposa de Juan II de Castilla y madre de Enrique IV.

 

 

 

 

 

Convento de las M.M. Agustinas.

Estatua de Isabel "la Católica" en el parque de la localidad y alineado con una de las puertas del Palacio de Juan II de Castilla ( a la derecha).

Isabel I Castilla, la reina de fuste de la casa Trastámara que llegó al trono de Castilla a la muerte de su hermanastro Enrique IV "el Impotente" y la de su hermano menor Alfonso. Prodigio de inteligencia natural, disciplina férrea y profunda creencia religiosa, constituyó con su marido el rey Fernando II de Aragón y V de Castilla la más famosa pareja real de nuestra Historia. Lograron finalizar la Reconquista, la unidad política de la península Ibérica al anexionarse el reino nazarí de Granada y el reino cristiano de Navarra, así como la unidad religiosa con la expulsión de musulmanes y judíos.

 

FIN